Formación continua 4.0

¿Cómo puede mi empresa mejorar continuamente? ¿Es importante el reciclaje de conocimientos en un mundo cada vez más cambiante? ¿Qué papel juegan las personas en la Industria 4.0? ¿Cómo cambiaran las carreras y las profesiones industriales? ¿Realmente las empresas tienen en cuenta la formación continua? ¿Dónde nos llevará nuestro camino de mejora continua? ¿Cuáles son los beneficios de la formación continua?

Hace unos días estuve realizando un reciclaje de conocimientos, una semana cargada de contenidos que me ayudaran a afrontar nuevos retos.

Esto me ha hecho replantearme la importancia que la formación tiene para las empresas y como nos influye la IV Revolución Industrial.

Además me ha abierto los ojos a algo que ya había latente en mi, la importancia de la formación continua para el reciclaje profesional y para garantizar desarrollar el trabajo lo más eficientemente posible.

La Industria 4.0, además de requerir perfiles profesionales distintos, exigirá otras dinámicas, otros horarios y distintas prioridades.

Las empleados serán centrales en la nueva Revolución Industrial, pero tendrá que cambiar el modelo clásico de trabajo.

La industria necesitará mano de obra más cualificada, que cambiará el trabajo manual por el manejo software.

Esta nueva generación de trabajadores deberán desarrollar una serie de “habilidades digitales” para llevar a cabo su trabajo.

La importancia de la formación para alcanzar la Excelencia Operativa

El proceso de mejora en una organización (Kaizen) a menudo implica el establecimiento de la gestión de uno de unos objetivos. Los empleados deberán realizar los cambios necesarios en sus áreas para lograrlo, a continuación, establecer la gestión de un nuevo objetivo.

La Excelencia Operacional se alcanza cuando todos y cada uno de los empleados puede ver el flujo de valor para el cliente, siendo capaz de corregirlo antes de que se rompa o se vea deteriorado.

Por este motivo, hay que dotar a los empleados con las herramientas, medios y recursos que optimicen su trabajo y, por lo tanto, mejore la cadena de valor.

La formación continua es aplicable a todos los niveles y todas las personas en la organización, desde los ejecutivos hasta los empleados que producen el producto.

Hablar de competencias en el ámbito profesional es un tema complejo que en ocasiones se trata de forma errada. Esto se debe, en gran medida, a la dificultad de explicar y entender qué son en realidad y cómo se aplican.

Existen estudios que demuestran que la formación mejora los resultados en cuanto a volumen de ventas, calidad en la empresa, satisfacción de grupos de interés y eficiencia, entre otros aspectos.

Competencia profesionales

Las competencias profesionales se pueden definir como todas aquellas habilidades y aptitudes que tienen las personas y que les ayudan a desarrollar un trabajo de forma exitosa. Por este motivo es conveniente tener al día a nuestros empleados.

Cuando se habla de competencias me refiero a conocimientos y habilidades. Por lo tanto, un dato a tener presente es que las competencias se pueden aprender.

Las competencias técnicas en un profesional ayudan a realizar eficientemente el trabajo asignado. Pero cada vez se valoran más todas aquellas competencias transversales que ayudan a ver el flujo de valor en la organización.

Tipos de competencias

Según el modelo ISFOL (Instituto para el trabajo y la formación italiano) las competencias se pueden organizar en tres grandes bloques:

  1. De base: son las relacionadas con los conocimientos del mercado laboral, gestión de recursos y conocimientos básicos como saber leer y escribir, conocimientos de idiomas, informática, etc.
  2. Técnicas: son conocimientos teóricos/técnicos específicos para el desarrollo de una actividad.
  3. Transversales: son conocimientos necesarios para actuar en diversas ocasiones. No son propias de una ocupación. Se refieren a competencias de interrelación, gestión de las emociones, etc.

Las competencias base son aquellas que permiten el acceso a un trabajo. Son conocimientos básicos que permiten poder realizar a un trabajo.

Algunos ejemplos de estas competencias podrían ser el conocimiento y dominio de la lengua materna o extranjera, conocimientos básicos de matemáticas, uso de las TIC.

Las competencias técnicas hacen referencia a las competencias adquiridas después de haber realizado una formación específica. Por ejemplo, una persona que se haya formado en electricidad, tendría que haber adquirido unas competencias técnicas como el uso de protecciones eléctricas, técnicas de instalación de conductores, etc.

Estas competencias son diferentes en cada profesión y normalmente se adquieren realizando una formación específica.

Las competencias transversales son todas aquellas habilidades y aptitudes que hacen que un trabajador desarrolle de forma eficaz su labor.

Las competencias transversales sirven para desarrollar cualquier profesión y se han adquirido en diferentes contextos (laborales o no). Algunas competencias transversales son: trabajo en equipo, responsabilidad, iniciativa, relación interpersonal, disponibilidad para aprender, etc.

¿Cuáles son los beneficios de la formación continua?

La formación continua en la empresa tiene muchos beneficios, entre los que se encuentran:

  1. Beneficios para el trabajador
  2. Para la empresa
  3. Estratégicos para la empresa
  4. Económicos

La principal consecuencia es que la formación incide directamente en un mayor rendimiento y productividad empresarial por parte de los trabajadores. Los empleados adquieren mayores conocimientos para hacer mejor su trabajo en menos tiempo, además de cosas interesantes que pueden aplicar en el trabajo.

Por otro lado, dentro de los beneficios para la empresa la formación ofrece una nueva motivación para los trabajadores. Los empleados se sienten valorados y se ven respaldados por un mayor crecimiento personal y profesional.

A nivel estratégico, no sólo se mejora la motivación de los trabajadores y el clima laboral sino que también las competencias de los trabajadores. A nivel profesional los empleados son mejores e incluso se suele prestar más atención a las nuevas habilidades adquiridas. Esto que permite una mayor cualificación profesional.

Con todo esto, la empresa se adapta mejor a los cambios del mercado y del entorno. Esto hace cada vez más competitiva, ya que se aumenta el valor de uno de sus mayores recursos: los humanos. La empresa crea profesionales más capacitados, y por tanto está creando el talento para su organización.
Para aprovechar las ventajas de la formación debe ser una formación planificada y no debe ser indiscriminada.

Conclusiones

El reciclado y actualización de las competencias de los integrantes de la empresa debe considerarse como una prioridad dentro de los valores empresariales.

Mejorar continuamente, sin más, puede ser algo similar a andar continuamente en una dirección sin tener claro que realmente merezca la pena. Por ello hay que establecer criterios y lineas de formación.

Las competencias técnicas son importantes, pero hoy día cada vez se valoran más las competencias transversales.

Realizando formación se ofrece una nueva motivación para los trabajadores, que se sienten valorados y se ven respaldados por un mayor crecimiento personal y profesional. Con todo ello se logra una mejora del clima laboral. Mediante este nuevo cambio además, en ocasiones, la plantilla se interrelaciona en los cursos de formación fuera del ambiente laboral.

Las empresas deben ser más competitivas y adaptarse a los cambios, por eso deben superar las barreras de formación para que sus trabajadores cada vez se adapten más a las nuevas circunstancias del mercado.
Manufacturing Technology Program

Deja tu opinión

Si te ha resultado útil el artículo. O crees que el contenido es de valor. Si tienes alguna sugerencia u opinión… Te agradezco que dejes un comentario o te pongas en contacto conmigo. De esta forma entre todos iremos mejorando un poco más cada día. Cultiva una cultura Kaizen. Gracias
Contacto

¿Por qué compartir este contenido?

Desde mi punto de vista, compartir conocimiento significa entender la vida desde un punto de vista proactivo. Debido a que nuestro conocimiento está estrechamente ligado a nuestra identidad.

Quizás a veces te hayas preguntado por qué compartir contenido.

Knowledge Transfer

Hoy, más que nunca, compartir es tremendamente sencillo, fácil y accesible. Compartir nos hace sentir generosos y desinteresados, Nos convierte en una fuente emisora de contenido de valor.

Está genial aprovechar conocimiento de los demás, pero ¿no es genial invertir eso y aportar el tuyo también?

Desde aquí me gustaría pedirte que compartas este artículo. Me ayudarás a difundir mis ideas y a hacer mi aportación al mundo un poco más grande.

 

Fuentes

Cuarta Revolución Industrial: Transformación Digital en la Industria 4.0

La paradoja de la productividad en el trabajo

Formación continua, aprendizaje basado en competencias y la reflexión constante (hansei)

¿Qué es la excelencia operativa?

¿Qué son las competencias profesionales? ¿Cuáles son las competencias clave?

Beneficios de la formación continua en la empresa

Deja un comentario