La Quinta Revolución Industrial


¿Cuántas y cuáles han sido las revoluciones industriales? ¿Qué es la Industria 4.0? ¿Cual será la quinta revolución industrial? ¿Cómo me preparo para una revolución industrial?

A lo largo de esta semana he mantenido una reunión con mis directores de tesis en Industria 4.0. Una interesante reflexión que surgió es que por primera vez en la historia la humanidad somos conscientes que nos encontramos inmersos en una revolución industrial.

Hasta la fecha se han catalogado tres revoluciones industriales, cada una marcada por algún tipo de tecnología que cambio el panorama manufacturero. Ahora, según los expertos, nos encontramos en la cuarta revolución propiciada por las digitalización e interconectividad.

Pero vamos más halla, a la velocidad que avanzan las tecnologías ¿Cuándo nos encontraremos en la 5ª revolución industrial?

Y es que el panorama indica que no habremos salido de la cuarta revolución cuando nos encontraremos con la siguiente. A todas luces, la singularidad tecnológica será el siguiente salto cualitativo en la fabricación.

Se llama o nombra singularidad tecnológica con el momento en el que la superinteligencia artificial, o también denominada ASI, desencadenará abruptamente el crecimiento tecnológico, hasta tal punto que que ningún ser humano sería capaz de entenderla.

Pero volviendo al presente, nos encontramos que la cuarta revolución industrial, también llamada Industria 4.0, ha llegado para quedarse en nuestras fábricas. Todavía no es un proceso a escala mundial y en todos los sectores, pero a la velocidad que ocurren las cosas hoy en día, pronto lo será.

Y ¿a qué viene todo esto? El momento de digitalizarse es ahora, porque si no actúas en este instante y no en un futuro, más cercano que lejano, no serás competitivo o serás sustituido por una maquina; y mejor que lo sepas ahora antes que te lleves una sorpresa desagradable y que no esperabas o que nunca te hubieras imaginado.

Las revoluciones industriales

El hombre ha pasado por muchas etapas hasta llegar al presente, al estado de evolución tecnológica actual. Y aunque estamos acostumbrados a vivir con diferentes tecnologías a diario, ha sido un camino muy largo. Detrás de este Presente, existe mucho recorrido, muchas personas, muchas ideas, conocimiento e innovaciones.

A través de toda la historia el hombre ha desempeñado un papel protagonista en su evolución, principalmente en el desarrollo de las sociedades en la que estar inmerso.

Desde que se inicio la primera revolución industrial con la aparición de la máquina de vapor y el telar, el hombre no ha dejado de evolucionar en el contexto de cambiar todo a su paso, llevando a la sociedades a una transformación importante.

Como consecuencia del crecimiento de la producción, se hacía necesario aumentar también la eficiencia de la misma. La segunda revolución industrial, a partir del año 1870, surgió a raíz de un conjunto de nuevas transformaciones técnicas y económicas producían grandes cambios en el proceso de industrialización.

La electricidad y la producción en cadena fueron los precursores de esta segunda revolución. El proceso de industrialización cambió su naturaleza y el crecimiento económico varió de modelo de fabricación. Este proceso se produjo en el marco de la denominada Primera Globalizacion que supuso una creciente internacionalización de la economía de los países.

La tercera revolución Industrial, también llamada la revolución científico-tecnológica o revolución de la inteligencia, se asienta sobre nuevas tecnologías de la información y la comunicación, la automatización y electrónica, así como en las innovaciones que permiten el desarrollo de energías renovables.

La cuarta revolución industrial

Lo mas importante para tomar en cuenta en esta revolución tecnológica es que modificará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. Los cambios serán importantes, rápidos y condiciones como la actitud, adaptabilidad y estar preparados en habilidades, competencias y destrezas darán las mejores opciones a los nuevos enfoque de empleabilidad a nivel global.

Por lo tanto, toda la sociedad se enfrenta a transformaciones tales como la digitalización, interconectividad, Internet de las Cosas, Sistemas Ciberfísicos, Cloud Computing, Impresion 3D, Robotica Avanzada, Vehículos Autónomos, Inteligencia Artificial (IA), Aprendizaje de Maquinas, Vehiculos Electrico, Big Data, Business Intelligence, Materiales Avanzados, Biotecnología, Genética…. y mucho más.

El eBook de la Revolución Industrial

Y no sólo las máquinas se verán afectadas, nos encontraremos en un marco de sociedades más longevas y envejecimiento poblacional, conciencia creciente de los consumidores sobre privacidad online, participación del consumidor en el proceso productivo.

La Industria 4.0 plantean retos de cómo los procesos, las tecnologías y los desarrollos deben ser orientados a mantener el valor de los productos y servicios el mayor tiempo posible, minimizando el desperdicio de materias primas, recursos y energía.

Serán necesarias transformaciones en todos los ámbitos que exigirían un esfuerzo de adaptación a las fábricas, instituciones y a la sociedad en general.

Algunos sectores ya están haciendo sus deberes, entre ellos, las compañías de base tecnológica, las empresas de transporte, agua, residuos, sanidad, ocio o educación. ¿Y tu organización? ¿Está preparada?

Quinta revolución industrial

No hemos salido de la cuarta revolución industrial cuando ya estamos hablando de la quinta. El futuro de la tecnología pasa a través del concepto de “Singularidad Tecnológica”.

El término Singularidad Tecnológica se atribuye al matemático y físico húngaro John von Neumann, en el año 1958. Aunque no fue hasta más tarde, en el año 1984, cuando fue popularizado por Vernor Vinge, matemático y autor de ciencia ficción, en su libro “La guerra de la paz”.

Según los expertos, la Singularidad Tecnológica provocará que la civilización sufra tal aceleración del progreso produciendo la incapacidad de predecir sus consecuencias.

Bases de la Singularidad Tecnológica

La Singularidad no deja de ser una suposición de un futuro ciertamente incierto. Aunque existen bases científicas para creer que terminará ocurriendo como la Ley de Moore o la ley de retornos acelerados.

Algunos de los argumentos para creer que terminará ocurriendo son:

  1. La Ley de Moore. Establecida en 1965 por el cofundador de Intel, Gordon Moore, dice que cada dos años se duplica el número de transistores en un microprocesador. Se ha venido cumpliendo de forma más o menos regular hasta nuestros días.
  2. Trasladar la consciencia humana a una máquina. Ya existen dos grandes proyectos centrados en la investigación intensiva del cerebro: El Human Brain Project (UE) y el proyecto BRAIN (USA).
  3. La ley de retornos acelerados. Esta ley establece que el progreso humano se mueve de forma exponencial y no lineal. Por lo tanto el desarrollo tecnológico es mucho más rápido de la forma en el que los humanos somos conscientes de él.

Aunque la potencia bruta del cerebro humano pueda alcanzarse en un ordenador en 2019, serán necesarios otros 10 años más para que esa potencia tenga capacidades reales similares a la del cerebro humano”. Ray Kurzweil, científico, ingeniero jefe de Google.

Las 3 fases para alcanzar la Singularidad Tecnológica.

  • Fase I: Los ordenadores alcanzarán un un nivel de computación similar al cerebro humano.
  • Fase II: La IA de los ordenadores tendrá la capacidad para mejorarse a si mismos, iniciando un proceso de mejora exponencial
  • Fase III: El crecimiento exponencial será tan rápido que la IA alcanzada sería imposible de entender por el ser humano.

Algunos expertos hablan que la inteligencia artificial podría superar al cerebro humano entorno a los años 2028/2029. Para finales de la siguiente década se alcanzaría así la primera fase de la Singularidad Tecnológica.

Las previsiones de cumplir las 3 fases son a mediados del siglo XXI, es decir, algo así como el año 2050.

Ponte en acción en la cuarta revolución industrial

Volviendo al presente, es innegable que la actual convergencia de tecnologías digitales, físicas y biológicas está llamada a cambiar el mundo tal como lo conocemos. Así que te encomiendo que te pongas manos a la obra en el contexto socio-económico actual.Plan de Digitalización

El director ejecutivo del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, afirmaba que la actual cuarta revolución industrial es distinta “a cualquier cosa que el género humano haya experimentado antes, por su escala, alcance y complejidad”.

Por ello te recomiendo que realices un plan de tecnologías de la fabricación o MTP. Este plan tiene como objetivo identificar los procesos de producción y fabricación de la industria; proponer objetivos y mejoras; y, por último, estrategias y límites temporales para consecución de los mismos. Todo ello en el marco de la Industria 4.0.

Objetivos generales de un plan de tecnologías de la fabricación

Se espera que con un plan la compañía adquiera una visión integrada del negocio, proceso productivo y, en general, de la instalaciones de las que dispone. Los objetivos específicos de cualquier plan, entre otros, pueden ser:

  • Conocer los diferentes procedimientos de fabricación, calidad, costos…
  • Asignación de parámetros de fabricación (instrucciones, observaciones, tipo de productos, controles de calidad, documentación)
  • Configuración de productos, servicios, recursos y materias primas.
  • Conocer las tecnologías utilizadas en la planta y/o existentes en el mercado.
  • Establecer métricas, KPI, etc., para determinar la evolución del negocio.
  • Conocer el modelo de negocio, mejoras, oportunidades y mercados
  • Conocer los avances tecnológicos y potenciales aplicaciones en la organizacion.
  • Planificar acciones y operaciones en los centros de trabajo.
  • Configuración del escandallo de materias primas y componentes necesarios para cada fase.
  • Marcar objetivos, desafíos, metas del negocio.

El papel de las personas en las organizaciones

No debemos olvidarnos del papel del capital humano de las empresas. Las personas deben ser la piedra angular de la transformación digital de las empresas:

  1. Tecnología por y para las personas. Las personas deben ser el centro. El objetivo de la innovación es que las personas desarrollen sus labores de forma más eficiente, en términos de seguridad, calidad del trabajo y en medidas de conciliación.
  2. Talento. Las empresas cada vez demandan en mayor medida profesionales con capacidades de adaptación y cambio. El factor común del empleado 4.0 es que esté en continuo aprendizaje. Al menos a la misma velocidad que cambian las tecnologías.
  3. Estructura organizativa en red. La comunicación interna y las políticas de gestión de RRHH afrontan el desafío de pasar de una organización jerárquica y departamental (organización vertical) a otra organización más heterogénea y dinámica (organización horizontal).
  4. Mercados globales sí, pero segmentados y combinados. Los mercados y los públicos objetivos de las empresas se caracterizan por ser masivos, globales, dispersos; pero también se está llegando a niveles de personalización por individuos. Nos encontramos ante un modelo de mercados que, sin abandonar la globalidad, está cada vez más segmentados y combinados.
  5. Regulación normativa. La digitalización plantea interrogantes en campos como la ciberseguridad, privacidad, etc. Todo ello exige una regulación normativa hasta ahora inexistente y/o anticuada.

Creatividad e ideas en las aulasNo debemos dejar al azar nuestro trabajo. Si una actividad productiva es repetitiva, continuada, rutinaria, peligrosa… los denominados trabajos 3D (Dirty, Dangerous and Difficult), ese trabajo lo realizará una máquina en lugar de un ser humano. Por lo tanto, las personas nos debemos dedicar a realizar otras tareas más creativas o cosas que una maquina no puede hacer.

Te propongo un juego: Descubrir la probabilidad de que tu trabajo pueda automatizarse en las próximas dos décadas.

Conclusiones

La Máquina de vapor, invención de la electricidad, producción en masa y tecnología digital son las chispas que han encendido las cuatro revoluciones industriales, comúnmente aceptadas por economistas y sociólogos.

Las revoluciones tecnológicas solían llegar más espaciadas. Con el aumento exponencial del desarrollo tecnológico se hace incierto determinar el punto cuando termina o comienza una revolución.

Ahora, sin haber digerido aún los desafíos que plantea la presente era digital a los ciudadanos, empresas e instituciones se nos anuncia la próxima llegada de una quinta revolución, la de la sostenibilidad digital, con nuevos y contundentes retos. ¿Estamos preparados?

Desde que el matemático John von Neumann planteara en los años 50 la singularidad tecnológica, mucha gente ha pensado sobre ello y plantean que será un punto de inflexión para la humanidad. Los expertos estiman que ese momento llegará cerca de 2050, apenas unos 30 años en el futuro.

Hacer predicciones es muy difícil, especialmente cuando se trata del futuro”. Niels Bohr

No está claro lo que pasará con las revoluciones tecnológicas, y es bueno tomarse las predicciones con cierto escepticismo, vengan de quien vengan. Pero si estamos preparados para lo que pueda acontencer, será una buena estrategia.

¿Por qué no crearnos nuestro plan de tecnologías de la fabricación?

Fuentes:

Recorrido por las Revoluciones Industriales

¿Preparados para la quinta revolución industrial?

“EL GRAN ENGAÑO” La cuarta revolución industrial te dejará sin trabajo de por vida.

La singularidad tecnológica

La paradoja de la Singularidad Tecnológica
Manufacturing Technology Program

Deja tu opinión

Si te ha resultado útil el artículo. O crees que el contenido es de valor. Si tienes alguna sugerencia u opinión… Te agradezco que dejes un comentario o te pongas en contacto conmigo. De esta forma entre todos iremos mejorando un poco más cada día. Cultiva una cultura Kaizen. Gracias
Contacto

¿Por qué compartir este contenido?

Desde mi punto de vista, compartir conocimiento significa entender la vida desde un punto de vista proactivo. Debido a que nuestro conocimiento está estrechamente ligado a nuestra identidad.
Quizás a veces te hayas preguntado por qué compartir contenido.
Knowledge Transfer
Hoy, más que nunca, compartir es tremendamente sencillo, fácil y accesible. Compartir nos hace sentir generosos y desinteresados, Nos convierte en una fuente emisora de contenido de valor.
Está genial aprovechar conocimiento de los demás, pero ¿no es genial invertir eso y aportar el tuyo también?
Desde aquí me gustaría pedirte que compartas este artículo. Me ayudarás a difundir mis ideas y a hacer mi aportación al mundo un poco más grande.

Deja un comentario