El camino del Guerrero: Bushido


Al igual que en la tradición japonesa ocurría con los samuráis, yo he decidido tomar mi propio camino de aprendizaje, conocimiento, filosofía, espiritualidad, disciplina, valores, principios… mi propio bushido.

En japones bushido (武士道) es un término que se puede traducir como “el camino del guerrero”. Este objetivo de mejora continua está basado en el concepto japones de Kaizen. El Kaizen no es una meta, es un camino. La mejora continua es un tipo de vida, un modelo de vida, una filosofía.

Al igual que los antiguos guerreros se regían por unos principios, nosotros debemos seguir unas directrices que nos ayudarán a realizar nuestros objetivos.

Considerando el Kaizen como un importante pilar en nuestra vida, y aplicandolo como tal, conseguiremos una ventaja competitiva en diferentes ambitos y largo plazo.

Los siete principios del Bushido.

El código de Bushido viene regido por siete principios simples, es la guía moral de la mayoría de samuráis. Siendo fiel a los unos valores honrados, podemos crecer y lograr aquellos éxitos tras los que andamos. Los 7 principios son:

  1. GI (Honradez/Justicia).
  2. YU (Valor heroico).
  3. JIN (Compasión).
  4. REI (Cortesía).
  5. MEYO (Honor).
  6. MAKOTO (Sinceridad absoluta).
  7. CHUGO (Deber y Lealtad)

El camino del Guerrero: principios.

1. GI (Honradez/Justicia). Sé honrado en tus tratos con todo el mundo. Cree en la justicia, pero no en la que emana de los demás, sino en la tuya propia. Para un auténtico samurái no existen las tonalidades de gris en lo que se refiere a honradez y justicia. Sólo existe lo correcto y lo incorrecto.

La honradez es un gran valor a aplicar en cualquier aspecto de la vida. Debemos cumplir con los compromisos y obligaciones adquiridos con una persona, empresa, institución, grupo o sociedad, dando respuestas adecuadas a lo que se espera, yendo más allá de la obligación estricta y asumiendo las consecuencias de los actos, resultado de las decisiones que toma o acepta y estar dispuesto a rendir cuenta de estos.

2. YU (Valor heroico). Álzate sobre las masas de gente que temen actuar. Ocultarse como una tortuga en su caparazón no es vivir. Un samurái debe tener valor heroico. Es absolutamente arriesgado, es peligroso, pero sin duda también es vivir la vida de forma plena, completa, maravillosa. El coraje heroico no es ciego. Es inteligente y fuerte. Reemplaza el miedo por el respeto y la precaución.

viajemilmillas

Hay que moverse, actuar… La muerte por inacción no es un solución. Debemos tomar las riendas de nuestras vidas. Si esperamos el momento perfecto para hacer las cosas, éste nunca llegará. Así que por eso he decidido lanzar este blog, como dice Reid Hoffman (cofundador de LinkedIn): “Si no te avergüenzas de la primera versión de tu producto es que la has lanzado demasiado tarde”; así que me lanzo a la piscina creando esta pequeña ventana al mundo.

3. JIN (Compasión). Mediante un entrenamiento intenso el samurái se convierte en rápido y fuerte. No es como el resto de los hombres, ya que desarrolla un poder tan grande que debe ser usado solo para el bien de todos. El samurái debe tener compasión. El samurái debe ayudar a sus hermanos en cualquier oportunidad. Si la oportunidad no surge, se sale de su camino para encontrarla.

Desde esta pequeña ventana quiero compartir mis conocimientos y ayudar al que lo necesite. Evidentemente no tendré respuestas a todo, ni conocimiento que abarque todos los problemas… pero me he propuesto no parar de investigar y aprender (mejora continua, kaizen) mediante la enseñanza orientada a la acción, aprender haciendo o “learning by doing”.


4. REI (Cortesía). Ser un guerrero no justifica la crueldad. Los samuráis no tienen motivos para ser crueles, no necesitan demostrar su fuerza a nadie salvo a sí mismos. Un samurái debe ser cortés siempre, especialmente hacia sus enemigos. Sin esta muestra directa de respeto hacia sus oponentes, el samurái no es mejor que los animales. Un samurái es temido por su fiereza en la batalla, pero es respetado por su manera de tratar a los demás. La auténtica fuerza interior del samurái se vuelve evidente en tiempos de apuros.

La cortesía y el respeto son valores fundamentales en la vida en general. El respeto es un valor que permite que el hombre pueda reconocer, aceptar, apreciar y valorar las cualidades del prójimo y sus derechos. Es decir, es el reconocimiento del valor propio y de los derechos de los individuos y de la sociedad. La cortesía y el respeto implica no considerarse superior a otro o intentar denigrar al semejante.

5. MEYO (Honor). El auténtico samurái solo tiene un juez de su propio honor, él mismo. Las decisiones que toma y cómo las lleva a cabo son un reflejo de quién es en realidad. Nadie puede ocultarse de sí mismo, y los samuráis no son una excepción.

Asumir la responsabilidad del trabajo implica ser responsable de las elecciones y acciones, de realizar innovaciones, de permanecer en continuo aprendizaje, crecimiento personal y profesional.

6. MAKOTO (Sinceridad absoluta). Cuando un samurái dice que hará algo, es como si ya estuviera hecho. Nada en este mundo lo detendrá en la realización de lo que ha dicho que hará. No ha de dar su palabra. No ha de prometer. El simple hecho de hablar ha puesto en movimiento el acto de hacer. “Hablar” y “hacer” son, para un samurái, la misma acción.

Esta sinceridad es para con los demás y con uno mismo. De nada sirve decir una cosa y pensar de forma diferente.

7. CHUGO (Deber y Lealtad). Para el samurái, haber hecho o dicho “algo”, significa que ese “algo” le pertenece. Es responsable de ello y de todas las consecuencias que le sigan. Un samurái es intensamente leal a aquellos bajo su cuidado. Para aquellos de los que es responsable, permanece fieramente fiel. Las palabras de un samurái son como sus huellas: puedes seguirlas donde quiera que él vaya, por ello el samurái debe tener cuidado con el camino que sigue.

La lealtad es una actitud de profundo compromiso, se manifiesta en las cosas a las que se está dispuesto a renunciar o a hacer con sacrificio por el bien de todos.

Conclusiones

Con estos principios ha nacido este Blog, con propósito de crecimiento, mejora y servicio.

Esta entrada es más que una simple simple entrada en un blog, es una declaración de intenciones, es la visión y misión, es lo que vas a encontrar si sigues leyendo.

Fuentes

Bushido empresarial
Conviertete en tu propio Sensei Kaizen: claves y bushido

Deja un comentario