No se puede administrar lo que no se mide

¿No es el ‘BigData’ simplemente otra forma de decir ‘análisis’? ¿Qué diferencias existe entre el BigData y el análisis tradicional? ¿En qué se evidencia que el uso inteligente del BigData mejora el rendimiento de los negocios? ¿Cómo afecta el BigData al equipo directivo? ¿Qué caracterizará a las empresas exitosas de la próxima década? ¿Cómo puedo empezar a aplicar el BigData?

La explotación de nuevos flujos de información puede mejorar radicalmente el rendimiento de las empresa. Pero primero tendrá que cambiar su cultura de toma de decisiones. En gran medida, aún no nos damos cuenta de la importancia de la explosión de datos digitales que nos rodea y de su poder para la gestión.

BigData

BigData: La revolución de la gestión.

Se ha escrito mucho sobre el tema, gracias al BigData los gerentes pueden medir, y por lo tanto conocer, más y mejor sobre sus negocios, y traducir directamente ese conocimiento en mejores decisiones y gestión de la empresa.

Las empresas analógicas deben emprender pronto el cambio a la era digital. Por otro lado, las organizaciones que han nacido ya digitalizadas son capaces de llegar a logros con los que los ejecutivos solo podían soñar hace unas generaciones. Pero, de hecho, el uso de BigData también tiene el potencial de transformar empresas tradicionales. El BigData Puede ofrecernos aún mayores oportunidades y ventajas competitivas.

El que innova, empieza perdiendo, el que NO innova, termina perdiendo”, Guillermo Beuchat

A medida que se difundan las herramientas y las filosofías del BigData, cambiarán las ideas sobre el valor de la experiencia y la práctica. Los líderes en todas los ámbitos de la sociedad verán el uso del BigData como lo que es: una revolución en la gestión.

Pero, al igual que con cualquier otro cambio importante en los negocios, los desafíos de convertirse en una organización basada en grandes cantidades de datos pueden ser enormes y requieren un liderazgo firme, practico y decidido.

¿Qué hay de nuevo en el BigData?

El ‘BigData’ no es simplemente otra forma de decir ‘análisis’. Es cierto que están relacionados. El BigData, al igual que el análisis anterior, busca extraer inteligencia de los datos y traducir eso en una ventaja comercial. Sin embargo, hay tres diferencias clave:

Volumen. A partir de 2012, se crean aproximadamente 2,5 exabytes de datos cada día, y ese número se duplica cada 40 meses más o menos.

Más datos cruzan Internet cada segundo que los almacenados en Internet hace solo 20 años. Esto brinda a las empresas la oportunidad de trabajar con muchos petabyes de datos en un solo conjunto de datos, y no solo desde Internet.

Velocidad. Para muchas aplicaciones, la velocidad de creación de datos es incluso más importante que el volumen. La información en tiempo real o casi en tiempo real permite que una empresa sea mucho más ágil que sus competidores.

Variedad. Muchas de las fuentes más importantes de BigData son relativamente nuevas. El BigData viene en forma de mensajes, actualizaciones e imágenes publicadas en las redes sociales; lecturas de sensores; Señales GPS de teléfonos celulares, y más. Por ejemplo, los teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles ahora ofrecen enormes flujos de datos vinculados a personas, actividades y ubicaciones.

Por lo tanto, las bases de datos estructuradas que almacenaron la mayoría de la información corporativa hasta hace poco no son aptas para almacenar y procesar BigData.

Al mismo tiempo, los costos cada vez más bajos de todos los elementos de computación (almacenamiento, memoria, procesamiento, ancho de banda, etc.) significan que los enfoques costosos que requieren mucho tiempo de datos se vuelven cada vez más económicos.

Los datos masivos (o BigData) son el nuevo oro“. Viktor Mayer-Schönberger, profesor de regulación y gestión de internet

A medida que se digitaliza más y más la actividad comercial, nuevas fuentes de información y equipos cada vez más baratos se combinan para llevarnos a una nueva era: una en la que existe una gran cantidad de información digital sobre prácticamente cualquier tema de interés para una empresa.

Los teléfonos móviles, las compras en línea, las redes sociales, la comunicación electrónica, el GPS y la maquinaria instrumentada producen torrentes de datos como un subproducto de sus operaciones ordinarias. Cada uno de nosotros ahora es un generador de datos andante.

Los datos disponibles a menudo no están estructurados, no están organizados en una base de datos, y son difíciles de manejar, pero hay una gran cantidad de señal en el ruido, simplemente esperando ser liberados.

Siete ideas clave sobre el BigData.

En la mayoría de las industrias, tanto los competidores establecidos como los nuevos participantes aprovecharán las estrategias basadas en datos para innovar, competir y capturar valor a partir de información profunda y en tiempo real. Veamos siete claves para el éxito del BigData:

1. Los datos han penetrado en todas las industrias y funciones de negocios y ahora son un factor importante de producción, junto con el trabajo y el capital.

2. Hay cinco formas amplias en las que el uso de BigData puede crear valor.

  • En primer lugar, los macrodatos pueden desbloquear un valor significativo al hacer que la información sea transparente y utilizable con mucha mayor frecuencia.
  • En segundo lugar, a medida que las organizaciones crean y almacenan más datos transaccionales en formato digital, pueden recopilar información de rendimiento más precisa y detallada sobre todo, desde inventarios de productos hasta días de enfermedad, y por lo tanto exponen la variabilidad y aumentan el rendimiento.
  • En tercer lugar, el BigData permite una segmentación cada vez más limitada de los clientes y, por lo tanto, productos o servicios mucho más precisos.
  • En cuarto lugar, los análisis sofisticados pueden mejorar sustancialmente la toma de decisiones.
  • Finalmente, los macrodatos pueden usarse para mejorar el desarrollo de la próxima generación de productos y servicios. Por ejemplo, los fabricantes están utilizando datos obtenidos a partir de sensores integrados en productos para crear ofertas innovadoras de servicios posventa como el mantenimiento proactivo (medidas preventivas que se llevan a cabo antes de que ocurra una falla o incluso se nota).

3. El uso de BigData se convertirá en una base clave de la competencia y el crecimiento para las empresas individuales. Desde el punto de vista de la competitividad y la posible captura de valor, todas las empresas deben tomar en serio los BigData.

4. El uso de BigData apuntalará nuevas olas de crecimiento de la productividad y el excedente del consumidor. El BigData ofrecen considerables beneficios para los consumidores, así como para las empresas y organizaciones.

5. Si bien el uso del BigData será importante en todos los sectores, algunos sectores están preparados para obtener mayores ganancias. Los sectores de informática (IT), productos electrónicos e de información, así como las finanzas y seguros, los gobiernos, etc., son sectores preparados para obtener ganancias sustanciales del uso de BigData.

6. Habrá una escasez de talento necesario para que las organizaciones aprovechen el BigData.

7. Varios problemas tendrán que abordarse para capturar todo el potencial del BigData. Las políticas relacionadas con la privacidad, la seguridad, la propiedad intelectual e incluso la responsabilidad tendrán que abordarse en un mundo de BigData.

Cómo se gestiona las empresas basadas en datos

Una de las presmisas de la Industria 4.0 es la hipótesis que las empresas impulsadas por los datos tendrían mejores resultados.

Existen estudios que demuestran que la mayoria de empresas siguen trabajando con un método tradiconal de toma de decisiones. En general, no todas las organizaciones que dicen estar digitalizadas adoptan decisiones basadas en datos. De hecho, podemos encontrar un amplio espectro de actitudes y enfoques en todos los tipos de industrias.

Por otro lado, dichos estudios destacan que cuanto más se caracterizan las empresas por estar basadas en datos, obtienen mejores resultados financieros y operativos. Estas empresas ilustran el poder del BigData, esta herramienta permite predicciones más precisas, mejores decisiones e intervenciones, a una escala aparentemente ilimitada.

Una nueva cultura de toma de decisiones

Los desafíos técnicos de usar BigData son muy reales. Uno de los aspectos más importantes del BigData es su impacto sobre cómo se toman las decisiones y quién las toma. Por lo tanto, los desafíos gerenciales son aún mayores que en otras áreas, comenzando con el rol del equipo ejecutivo senior.

La intuición frente a la razón

Cuando los datos son escasos, caros de obtener o no están disponibles en forma digital, tiene sentido permitir que las personas bien ubicadas tomen decisiones, lo que hacen sobre la base de la experiencia que han acumulado, los patrones y relaciones que han observado. Es lo que llamamos “Intuición”.

En este tipo de gestión las personas expresan sus opiniones sobre lo que depara el futuro, que va a suceder, qué tan bien funcionará algo, y así sucesivamente, para finalmente plantear las consecuencia y decisiones.

Para las decisiones particularmente importantes, estas personas suelen estar en lo más alto de la organización o son personas externas, costosas y que ingresan debido a su experiencia y antecedentes. Muchos en la comunidad de BigData sostienen que las compañías a menudo toman la mayoría de sus decisiones importantes confiando en “HiPPO” (highest paid person’s opinion, highest paid person in the office), la opinión de la persona mejor pagada.

La razón frente a la intuición

Sin duda, a partir de ahora deben darse una serie de altos ejecutivos realmente orientados a los datos y dispuestos a anular su propia intuición cuando los datos no concuerdan con ello. Pero en el mundo de los negocios de hoy en día las personas confían demasiado en la experiencia y la intuición, y no en los datos.

Nuevos roles son necesarios en la nueva empresa

Los ejecutivos interesados ​​en liderar una transición de BigData pueden comenzar con dos técnicas simples:
Primero preguntar “¿Qué dicen los datos?” cuando se enfrentan con una decisión importante. A continuación, continuar con preguntas más específicas como “¿De dónde vienen los datos?”, “¿Qué tipo de análisis se llevaron a cabo?” y “¿Qué tan seguros estamos en los resultados?”.

En segundo lugar, permitirse ser contradecido por los datos.

Pocas cosas son más poderosas para cambiar una cultura de toma de decisiones que ver refutada la corazonada de un alto ejecutivo por la evidencia de los datos.

Cuando se trata de saber qué problemas abordar, por supuesto, la experiencia en el dominio sigue siendo crítica. Los expertos en dominio tradicional, aquellos que están profundamente familiarizados con un área, son quienes saben dónde se encuentran las mayores oportunidades y desafíos.

A medida que avance el movimiento de BigData, la función de los expertos en el dominio cambiará. Se valorarán no por sus respuestas estilo HiPPO sino porque saber qué preguntas hacer.

Las computadoras son inútiles. Solo pueden darte respuestas“. Pablo Picasso

Cinco desafíos de gestión

Las empresas no aprovecharán todos los beneficios de la transición al uso de BigData a menos que puedan gestionar el cambio de manera efectiva. Cinco áreas son particularmente importantes en ese proceso.

Liderazgo.

Las empresas tienen éxito en la era del BigData no solo porque tienen más o mejores datos, sino porque tienen equipos directivos que establecen objetivos claros, definen cómo se ve el éxito y hacen las preguntas correctas.

El poder de BigData no borra la necesidad de visión o visión humana. Por el contrario, todavía debemos tener líderes empresariales que puedan detectar una gran oportunidad, comprender cómo se desarrolla un mercado, pensar creativamente y proponer ofertas verdaderamente novedosas, articular una visión convincente, persuadir a las personas para que la acepten y trabajen duro para concretarla, y tratar eficazmente con clientes, empleados, accionistas y otras partes interesadas.

Las empresas exitosas de la próxima década serán aquellas cuyos líderes pueden hacer todo eso mientras cambian la forma en que sus organizaciones toman muchas decisiones.

Gestión del talento.

A medida que los datos se vuelven más baratos, los complementos de los datos se vuelven más valiosos.

Algunos de los más importantes son los científicos de datos y otros profesionales capacitados para trabajar con grandes cantidades de información. Las estadísticas son importantes, pero muchas de las técnicas clave para usar BigData rara vez se enseñan en cursos de estadísticas tradicionales.

Quizás aún más importantes son las habilidades para limpiar y organizar grandes conjuntos de datos; los nuevos tipos de datos rara vez vienen en formatos estructurados. Las herramientas y técnicas de visualización también están aumentando de valor.

Junto con los científicos de datos, una nueva generación de científicos informáticos está aplicando técnicas para trabajar con conjuntos de datos muy grandes. La experiencia en el diseño de experimentos puede ayudar a cruzar la brecha entre la correlación y la causalidad.

Los mejores científicos de datos también se sienten cómodos hablando el idioma de los negocios y ayudando a los líderes a reformular sus desafíos de forma que el BigData pueda abordarlos. No es sorprendente que las personas con estas habilidades sean difíciles de encontrar y tengan una gran demanda.

Tecnología.

Las herramientas disponibles para manejar el volumen, la velocidad y la variedad de BigData han mejorado mucho en los últimos años.

En general, estas tecnologías no son prohibitivamente caras, y gran parte del software es de código abierto. Hadoop, el marco más comúnmente utilizado, combina hardware básico con software de código abierto. Toman los flujos entrantes de datos y los distribuye en discos baratos; también proporciona herramientas para analizar los datos.

Sin embargo, estas tecnologías requieren un conjunto de habilidades que es nuevo para la mayoría de los departamentos de TI, que deberán trabajar arduamente para integrar todas las fuentes de datos internas y externas relevantes. Aunque la atención a la tecnología no es suficiente, siempre es un componente necesario de una estrategia de BigData.

Toma de decisiones.

Una organización efectiva coloca la información y los derechos de decisión relevantes en el mismo lugar.

En la era del BigData, la información se crea y se transfiere, y la experiencia a menudo no está donde solía estar. El ingenioso líder creará una organización lo suficientemente flexible como para minimizar el síndrome “no inventado aquí” y maximizar la cooperación multifuncional.

Las personas que entienden los problemas deben reunirse con los datos correctos, pero también con las personas que tienen técnicas de resolución de problemas que pueden explotarlos de manera efectiva.

Cultura de la empresa.

La primera pregunta que se hace una organización impulsada por los datos no es “¿Qué pensamos?” Sino “¿Qué sabemos?”. Esto requiere alejarse de actuar únicamente en corazonadas e instinto.

También requiere romper un mal hábito que hemos notado en muchas organizaciones: pretender ser más impulsado por los datos de lo que realmente son.

Con demasiada frecuencia, vimos ejecutivos que enriquecieron sus informes con una gran cantidad de datos que respaldaban las decisiones que ya habían tomado utilizando el enfoque tradicional de HiPPO. Solo después se enviaron subalternos para encontrar los números que justificarían la decisión.

Desafios del BigData

Primeros pasos en el BigData

A diferencia de las tecnologías de la información anteriores, no es necesario realizar enormes inversiones iniciales en TI para utilizar BigData. Un enfoque para construir una capacidad desde cero:

  1. Eligir una unidad de negocios para ser el campo de pruebas. Debería tener un líder cuantitativo respaldado por un equipo de científicos de datos.
  2. Identificar las funciones clave del area para determinar cinco oportunidades comerciales basadas en BigData, cada una de las cuales podría ser prototipo en un plazo, ocho semanas por ejemplo, para ser examinadas por un equipo no muy numeroso, de no más de cinco personas.
  3. Implementar un proceso de innovación que incluya cuatro pasos: experimentación, medición, intercambio y replicación.
  4. Tenga en cuenta la Ley de Joy: “La mayoría de las personas más inteligentes trabajan para otra persona”. Abra algunos de sus conjuntos de datos y desafíos analíticos para las partes interesadas en Internet y en todo el mundo.

Ley de Joy: la gente más inteligente trabaja en su mayoría para otro (menos inteligente); es decir, que los más inteligentes acaban trabajando para otros, que suelen ser menos inteligentes, creándose así un cuello de botella de eficiencia.

Los científicos de datos.

Sin lugar a dudas, quedan muchas barreras para el éxito. Hay muy pocos científicos de datos. Sin duda la figura del técnico de BigData será una de las profesiones más demandadas en el futuro más cercano. Las tecnologías son nuevas y en algunos casos exóticas.

No es una ciencia sencilla, es demasiado fácil confundir la correlación con la causalidad y encontrar patrones engañosos en los datos.

Los desafíos culturales son enormes y, por supuesto, las preocupaciones sobre la privacidad solo serán más importantes. Pero las tendencias subyacentes, tanto en la tecnología como en la rentabilidad del negocio, son inconfundibles.

Cómo encontrar los datos científicos de datos que necesita su organización:

  • Empieza por fijarte en reclutar al “sospechoso habitual”, es decir, en las universidades que trabajan en desarrollar estudios sobre BigData
  • Escanear las listas de miembros de los grupos de usuarios dedicado a herramientas de BigData.
  • Buscar perfiles en redes sociales como Linkedin
  • Buscar entre los participantes habituales en los foros especializados sobre el tema.
  • Networking con otras empresas que busquen perfiles similares. Tendran candidatos que hayan descartados por no adecuarse a sus necesidades, pero quizáas a ti si te sirvan.

En qué debes fijarte:

  • Haz un seguimiento a los participantes más creativos en congresos sobre el BigData.
  • No te molestes con ningún candidato que no suelan escribir código. Las habilidades de codificación no extraordinarias, pero debe ser los suficientemente bueno para salir adelante. Des mismo modo, hay que buscar la evidencia que los candidatos aprendan rápidamente sobre nuevos tecnologías y métodos de trabajo.
  • Es importante asegúrarse que el candidato pueda encontrar una correlación en un conjunto de datos y proporcionar una relación coherente sobre la información clave de datos.
  • Hay que tener la precaución que los candidatos no se encuentren demasiado separado del mundo de los negocios.

Conclusiones

El BigData se convertirá en una base clave de la competencia, apuntalando nuevas olas de crecimiento de la productividad, innovación y superávit del consumidor, siempre que se cuente con las políticas y los habilitadores adecuados.

El BigData de la revolución 4.0 es mucho más poderoso que los análisis que se usaron en el pasado. Esta herramienta nos permite:

  • Medir y, por lo tanto, administrar con más precisión que nunca.
  • Hacer mejores predicciones y tomar decisiones más inteligentes.
  • Enfocarnos en intervenciones más efectivas.
  • Y, sobretodo, podemos hacerlo en áreas que hasta ahora han estado dominadas por el instinto y la intuición más que por datos y rigor.

Al igual que con cualquier otro cambio importante en los negocios, el BigData conlleva unos desafíos. Convertirse en una organización basada en grandes cantidades de datos no se consigue de la noche a la mañana y requiere un liderazgo firme, practico y decidido. Es una transición con la que los ejecutivos deben involucrarse hoy.

El BigData nos está llevando una transformación fundamental de la economía, de la que casi ninguna esfera de la actividad empresarial permanecerá intocada por este movimiento.

En la comunidad de BigData se sostiene la creencia que las compañías a menudo toman la mayoría de sus decisiones importantes confiando en “HiPPO” (highest paid person’s opinion, highest paid person in the office), la opinión de la persona mejor pagada.

La evidencia es clara: las decisiones basadas en datos tienden a ser mejores decisiones. Los líderes aceptarán este hecho o serán reemplazados por otros que sí lo hagan. En sector tras sector, las empresas que descubren cómo combinar la experiencia en el dominio con la ciencia de datos se alejarán de sus rivales. No podemos decir que todos los ganadores aprovecharán los BigData para transformar la toma de decisiones. Pero los datos nos dicen que esa es la apuesta más segura.

Las decisiones basadas en datos tienden a ser mejores decisiones

El éxito de estas herramientas pasa por utilizar la gran cantidad de datos de forma creativa y efectiva para impulsar la eficiencia y la calidad.

Las organizaciones no solo necesitan poner el talento y la tecnología correctos en su lugar, sino también estructurar flujos de trabajo e incentivos para optimizar el uso del BigData.

El acceso a los datos es fundamental: las empresas necesitarán cada vez más integrar información de múltiples fuentes de datos, a menudo de terceros, y los incentivos deben estar en su lugar para permitir esto.

Fuentes

SWAN, Melanie. The quantified self: Fundamental disruption in big data science and biological discovery. Big Data, 2013, vol. 1, no 2, p. 85-99.
MCAFEE, Andrew, et al. Big data: the management revolution. Harvard business review, 2012, vol. 90, no 10, p. 60-68.
PATIL, T. H. D. J.; DAVENPORT, T. Data scientist: the sexiest job of the 21st century. Harvard Business Review, 2012.
DAVENPORT, Thomas H.; PATIL, D. J. Data scientist. Harvard business review, 2012, vol. 90, no 5, p. 70-76.

Manufacturing Technology Program

Deja tu opinión

Si te ha resultado útil el artículo. O crees que el contenido es de valor. Si tienes alguna sugerencia u opinión… Te agradezco que dejes un comentario o te pongas en contacto conmigo. De esta forma entre todos iremos mejorando un poco más cada día. Cultiva una cultura Kaizen. Gracias
Contacto

¿Por qué compartir este contenido?

Desde mi punto de vista, compartir conocimiento significa entender la vida desde un punto de vista proactivo. Debido a que nuestro conocimiento está estrechamente ligado a nuestra identidad.

Quizás a veces te hayas preguntado por qué compartir contenido.

Knowledge Transfer

Hoy, más que nunca, compartir es tremendamente sencillo, fácil y accesible. Compartir nos hace sentir generosos y desinteresados, Nos convierte en una fuente emisora de contenido de valor.

Está genial aprovechar conocimiento de los demás, pero ¿no es genial invertir eso y aportar el tuyo también?

Desde aquí me gustaría pedirte que compartas este artículo. Me ayudarás a difundir mis ideas y a hacer mi aportación al mundo un poco más grande.

Deja un comentario