La Industria 4.0 No Funciona

¿Terminarán las máquinas con el trabajo del hombre? ¿El mayor activo de las empresas los datos? ¿La Industria 4.0 realmente aporta valor? ¿Qué lineas debemos seguir? ¿Por qué la Industria 4.0 no funciona?

La semana pasada estube en la “Hannover Messe” de la mano de Siemens. Este año, bajo el título “Integrated Industry – Creating value”, la edición está centrada en la aplicabilidad y creación de valor aportada por la digitalización.

Hannover Messe Siemens 2017

En ese entorno uno hace plantearse algunas cuestiones sobre la Industria 4.0

Las empresas que han adquirido enfoque 4.0 ya no son como antes. Los datos, la información, es ahora la gran materia prima de la competitividad contemporánea. La digitalización ha transformado la manera en la que entendemos qué es y qué no es una empresa.

Sin embargo, en el contexto actual de la Industria 4.0 quizás no sea la solución a todos nuestros problemas. Es más, se puede dar el caso que la famosa “Industry 4.0” no funcione.

Industria 4.0

Como ya hemos escuchado en más de una ocasión, el concepto de Industria 4.0 consiste en la digitalización de las fábricas. Es decir, es el término como se conoce al fenómeno de transformación digital aplicada a industria de producción.

Dicho de otra forma, la Industria 4.0 consiste en la digitalización de los procesos productivos en las fábricas.

La digitalización lo conseguimos mediante la instalación de sensores y la implementación de sistemas de información para transformar los procesos productivos, haciéndolos más eficientes y flexibles. De ahí que se hable de una 4ª revolución industrial: la fábrica inteligente.

El nuevo paradigma 4.0

La Industria 4.0 supone un cambio de mentalidad importante. Tanto las grandes empresas, como las Pymes, deberán abrazar los procesos de digitalización.

El peligro ya no viene sólo de los países emergentes. A partir de ahora, gracias a la Industria 4.0, se prevee una fuerte competitividad entre las industrias occidentales con menores costes de mano de obra, costes de energía y mayores niveles de compromiso social.

Sin embargo, las grandes compañías, como Siemens, están en capacidad de resolver los problemas derivados de la digitalización. Por otro lado, para muchas pequeñas y medianas empresas no tendrán tanta suerte, incluso siendo líderes de mercado en sus respectivos nichos, digitalizar sus procesos productivos no será tarea sencilla.

El nuevo marco digital se basa en que la industria digitalizada alcanzará:

  1. Una mayor capacidad de adaptación constante a la demanda, prácticamente en tiempo real.
  2. Servir al cliente de una forma más personalizada e individualizada.
  3. Aportar un servicio post venta de mayor calidad a cada uno de los clientes.
  4. Diseñar, producir y vender productos en menos tiempo. Es decir, mayor flexibilidad de fabricación.
  5. Así mismo, crear series de producción más cortas y rentables.
  6. Añadir servicios a los productos físicos, logrando una mayor experiencia de los clientes.
  7. Además, se dispondrá de un gran flujo de información proveniente de múltiples canales (CMS, SCM, CRM, FCM, HRM, Help desk, redes sociales, IoT)

El mayor reto de las empresas será aprovechar la información para su análisis, ser capaces de analizarla y explotarla en tiempo real. Ese es el factor diferencial de esta transformación digital aplicada.

Ejes Industria 4.0

Puntos clave de la Industria 4.0

La fábrica del futuro tiene varios ejes entorno a los que se articula y que los fabricantes tendrán que trabajar para integrar en tus plantas de producción:

  • Big data y análisis de datos
  • Cloud Computing
  • Ciberseguridad
  • Robótica
  • Internet de las cosas
  • Simulación y prototipado
  • Realidad aumentada
  • Integración de procesos

Sin embargo, pienso que existen tres grandes retos: comunicación entre máquinas, comunicación entre humanos y comunicación máquina-humano.

Hombre Máquina Industria 4.0
Hombre Máquina Industria 4.0

Ya hemos visto como poco a poco se han ido integrando algunos de los puntos anteriores en la industria. El verdadero reto es conseguir integrar todo en los sistemas de producción, es decir, que las máquinas hablen e interactuen entre sí.

Por otro lado, el factor humano será fundamental en la Industria 4.0. El proceso de transformación digital dentro de tu organización pasa por la transformación de los RR.HH., que deberán cambiar de una cultura analógica a otra digital.

Y por último, el cambio supondrá que las personas aprendan a adaptarse y trabajar en los nuevos entornos conectados de la Industria 4.0.

Si quieres puedes seguir las “líneas maestras” propuestas por el ministerio de Industria:

  • Garantizar el conocimiento y el desarrollo de competencias de I4.0
  • Fomentar la colaboración multidisciplinar
  • Impulsar el desarrollo de una oferta de habilitadores
  • Promover las actuaciones adecuadas para la puesta en marcha de Industria 4.0

Conclusiones

Por ahora la Industria 4.0 no es más que un concepto marketiniano propuesto por las grandes corporaciones.

La realidad de las fábricas es otra muy distinta.

Para llegar completamente a tener un enfoque 4.0 es necesario un cambio de mentalidad. Es necesario una nueva comprensión de cómo se construye una industria, diferente a la que tenemos hoy en día.

No debemos confundir la transformación digital de la industria sólo con un mayor nivel de automatización.

El futuro inmediato la Industria 4.0 no pasa por la factoría totalmente auto-dirigida.

Seguramente veremos cómo determinadas tareas y procesos serán realizados por robots, e incluso por drones, siempre supervisados por humanos en la distancia. Pero a corto y medio plazo no veremos una fábrica sin personal.

Lo que si es cierto es que estamos ante una profunda transformación de los entornos de trabajo y la forma de relacionarse en las fábricas.

El fin último de la digitalización es la productividad y un mejor trato al cliente.

La información, la gran materia prima de la competitividad contemporánea, está transformando la manera en que entendemos qué es y qué no es una empresa.

No hay duda de que las promesas de la Industria 4.0 en mejora de productividad son espectaculares, pero hay que tomarse las promesas con un poco de sentido común.

Para alcanzar realmente una nueva revolución industrial, es necesario un cambio de paradigma.
Manufacturing Technology Program

Deja tu opinión

Si te ha resultado útil el artículo. O crees que el contenido es de valor. Si tienes alguna sugerencia u opinión… Te agradezco que dejes un comentario o te pongas en contacto conmigo. De esta forma entre todos iremos mejorando un poco más cada día. Cultiva una cultura Kaizen. Gracias
Contacto

¿Por qué compartir este contenido?

Desde mi punto de vista, compartir conocimiento significa entender la vida desde un punto de vista proactivo. Debido a que nuestro conocimiento está estrechamente ligado a nuestra identidad.

Quizás a veces te hayas preguntado por qué compartir contenido.

Knowledge Transfer

Hoy, más que nunca, compartir es tremendamente sencillo, fácil y accesible. Compartir nos hace sentir generosos y desinteresados, Nos convierte en una fuente emisora de contenido de valor.

Está genial aprovechar conocimiento de los demás, pero ¿no es genial invertir eso y aportar el tuyo también?

Desde aquí me gustaría pedirte que compartas este artículo. Me ayudarás a difundir mis ideas y a hacer mi aportación al mundo un poco más grande.

Deja un comentario