El riesgo de ser una buena persona en la Industria 4.0


¿Qué ambiente laboral te gusta para tu organización? ¿Te gusta trabajar con buenas personas? ¿Es positivo o negativo ser una buena persona? ¿Qué características identifican a las buenas personas? ¿Por qué las buenas personas no suelen triunfar?

En la sociedad del conocimiento todo se ha vuelto más rápido, inmediato y volátil. Esto ha hecho que la personas busquen realizar su trabajo de manera fácil, rápida y eficiente. Y si esto supone cargar de trabajo al compañero, muchos “profesionales” no tienen escrúpulos en hacerlo.

Estoy seguro que te gusta trabajar con buenas personas, estar rodeado de ese tipo de per

sona que te hace la vida fácil. Sin embargo, ¿te sientes cómodo por su forma de ser o porque te aprovechas de ellas?.

Hace unas semana hablaba de la necesidad de tener buenas personas en nuestro equipo, para crecer y mejorar continuamente (Kaizen). Sin embargo ser buenas personas tiene dos caras. Las dos caras de una misma moneda, como cualquier aspecto de la vida.

En nuestro entorno laboral compartimos lugar de trabajo con todo tipo de personas, desde los que da gusto cruzarte, hasta aquellos con los que es mejor no compartir proyectos. Y es que existen personas con las que se hace muy cuesta arriba trabajar y otras a las que, su profesionalidad y carácter, las hace merecedoras del calificativo de ¡buenas personas!.

La cruz de las buenas personas.

Alguna vez te has hecho la pregunta de ¿por qué las buenas personas no suelen triunfar?. La respuesta a esta simple pregunta es muy sencilla: ¡porque los compañeros se suelen aprovechar de ellas!.

El mundo laboral está llenos de ese tipo de personas que se dedican a despachar “marrones” con sus compañeros. Quizás no el 100% de su trabajo, pero si gran cantidad de él.

Por otro lado nos encontramos a las buenas personas. Esa profesional que facilita el trabajo al resto y da alegría trabajar con ellas.

En general, a las buenas personas, se las identifica y encasilla erróneamente con diversas características; en muchos casos injustas. Entre otras creencias nos encontramos:

  • Son personas débiles. Esta creencia viene a que suelen anteponer el bienestar general al suyo propio. La bondad que les caracteriza hace que en algunos ambientes, sobretodo en los más competitivos, se identifique con un síntoma de debilidad.
  • Ingenuas. Debido a esto muchos compañeros intentan aprovecharse de este tipo de personas, intentar “colársela” cuando desean. Sin embargo, son conscientes de lo que hacen, pero las personas buenas no se desgastan ni pierden el tiempo en conflictos absurdos.
  • Les cuesta decir ¡no!. La asertividad es una característica que todos debemos cultivar. No obstante las personas buenas siempre prestan su ayuda. Por este motivo los compañeros “abusones” se creen con derecho de desviarles todos sus “marrones”.
  • Las buenas personas huyen del reconocimiento. Esta es otra característica errónea. A todos nos gusta ser reconocidos. Las buenas personas no presumen de sus logros o de los ajenos, no les gusta falsear la realidad. Por este motivo el resto creen que no les gusta ser reconocidas.
  • No saben venderse. En un mundo competitivo los que destacan suelen ser los que más ruido hacen. La humildad hace que las buenas personas no alardean de los logros y, por lo tanto, parece que no se venden correctamente. Para este tipo de personas su forma de venderse es con un trabajo excelente, con buenos resultados y contribuyendo a hacer grande a los equipos.

La cara de las buenas personas.

A pesar de las creencias infundadas sobre las buenas personas, yo quiero ser una de ellas.

A primera vista, en los ambientes tan competitivos en los que nos movemos, ser buena persona supone ser víctima de los compañeros. Sin embargo, saber que he realizado mi trabajo bien, haber aportado al grupo, etc., no tiene precio. 

Las características de las buenas personas, entre otras muchas cosas:

  • Poseen plena confianza tanto a sus compañeros, como a clientes o proveedores. Tarde o temprano, a las personas que abusan del resto terminan por ser descubiertas. Recuperar la confianza perdida es muy complicado. Las buenas personas no deben temer esto, ya que, están tranquilas con el trabajo que realizan.
  • Son colaborativas. La colaboración es uno de los requisitos más demandados en la Industria 4.0. La base de la innovación pasa por equipo colaborativos multidisciplinares.
  • Tienen el respeto de sus compañeros. Este camino es bidireccional, las buenas personas también respetan a sus compañeros y sus ideas.
  • Prestan especial cuidado en las formas de dirigirse al compañero.
  • Prestan su apoyo incondicionalmente, tanto en lo laboral como en lo personal.
  • Son grandes líderes. Recuerda que existe una diferencia abismal entre jefe y líder. A un jefe se le obedece, mientras que a un líder se le sigue.
  • Están caracterizadas por ser autenticas. Tanto en la vida personal, como en la profesional, se comportan tal y como son, sin trampa ni cartón.

Del individualimos al cooperativismo

Lo peor de todo es que las personas que se suelen aprovechar no se dan cuenta que nos encontramos en una sociedad cooperativa. Los equipos de trabajo son multidisciplinares. El buen ambiente laboral debe ser primordial en una empresa dentro de la sociedad del conocimiento.

Y es que en un entorno laboral competitivo, donde la colaboración cede espacio a la competitividad, las buenas personas tieneden ser ninguneadas. Y no sólo por sus propios compañeros (al menos aquellos sin escrúpulos), sino que sus profios jefes mediocres (que no líderes) se aprovechan de las buenas personas.

Hoy día los equipos de trabajo se encuentran formados por personas con conocimiento especializado. El individualismo ha pasado a la historia. Debemos rodearnos de otros profesionales que complementan nuestro trabajo. Un buen ambiente laboral es fundamental.

Sin embargo, es común que los malos jefes se rodeen de buenas personas ya que se sienten protegidos. Contando con buenas personas en sus equipos evitan sentirse amenazados por posibles competidores en su puesto.

Por otro lado, el lider tiene como objetivo formar y potenciar a todos los miembros de su equipo.

Conclusiones

Ser buena persona generalmente va intrínseco a la forma de ser. La buena noticia es que está en nuestras manos cambiar. Para mejorar deberemos conocernos a nosotros mismos, ser resilientes y buscar el equilibrio entre empatía y asertividad, de lo contrario se corre el riesgo de ser “carne de cañón”.

En la sociedad del conocimiento es básico tener la confianza plena tanto a sus compañeros, como a clientes o proveedores, en las relaciones personales y profesionales.

Así que:

  • Sólo tú eliges quién quieres ser.
  • Nadie más que tú decides cómo comportarte con tus compañeros, clientes o proveedores.
  • Tú, y sólo tú, diseñas la calidad humana de tus equipos. Predica con el ejemplo.

La palabra convence, pero el ejemplo arrastra.

Si quieres hacer crecer tu equipo, mejorar el “buenismo” del grupo, o simplemente mejorar como persona, te recomiento que leas el apartado FAQ del siguiete artículo: Buenas personas.

Fuentes

Las organizaciones necesitan más “buenas personas”

El peligro de ser buena persona

Manufacturing Technology Program

Deja tu opinión

Si te ha resultado útil el artículo. O crees que el contenido es de valor. Si tienes alguna sugerencia u opinión… Te agradezco que dejes un comentario o te pongas en contacto conmigo. De esta forma entre todos iremos mejorando un poco más cada día. Cultiva una cultura Kaizen. Gracias
Contacto

¿Por qué compartir este contenido?

Desde mi punto de vista, compartir conocimiento significa entender la vida desde un punto de vista proactivo. Debido a que nuestro conocimiento está estrechamente ligado a nuestra identidad.

Quizás a veces te hayas preguntado por qué compartir contenido.

Knowledge Transfer

Hoy, más que nunca, compartir es tremendamente sencillo, fácil y accesible. Compartir nos hace sentir generosos y desinteresados, Nos convierte en una fuente emisora de contenido de valor.

Está genial aprovechar conocimiento de los demás, pero ¿no es genial invertir eso y aportar el tuyo también?

Desde aquí me gustaría pedirte que compartas este artículo. Me ayudarás a difundir mis ideas y a hacer mi aportación al mundo un poco más grande.

Deja un comentario