Nos Encontramos Solo ante la Punta del Iceberg Digital

Hoy tengo el placer de contar con Guillermo Madina Romero, Responsable Desarrollo Negocio SAP en Ibermatica.

Ibermatica es una de las grandes compañías española que se mueven en el mercado de las TICs. Ofrecen soluciones end-to-end en el ámbito de la digitalización industrial. Por este motivo es un placer para mi que Guillermo haya dedicado algo de su tiempo para responder a algunas de mis preguntas:

Indice

P: ¿Nos podrías hacer un pequeño resumen de su trayectoria y “background” para conocerlo un poco mejor?

R: Por darte algunas pinceladas, comenzará por mi formación universitaria. Soy licenciado en informática por la Universidad de Deusto, habiendo cursado un año en Suecia. Además tengo un Master en Gestión de Empresas, donde además fui profesor en el ámbito de “La estrategia TIC en el mundo empresarial”.

Mi vida laboral ha estado siempre vinculada al mundo de la tecnología y la consultoría, y he tenido la oportunidad de desarrollar muchas funciones, desde las primeras más de carácter técnico, pasando por consultoría de negocio y TIC, gestión de proyectos, hasta llegar a mi actual posición en el ámbito de desarrollo de negocio.

He trabajado para la banca, administración pública, utilities, empresas de servicios , y desde hace 10 años estoy estrechamente ligado al mundo de la industria.

P: ¿Cómo le explicaría a “una persona de la calle” qué se entiende digitalización? ¿Y por Industria 4.0?

R: Esta es una cuestión que me tocado hacer en más de una ocasión y siempre tiendo a poner ejemplos del día a día, que pueden ayudar a entender dicho conceptos. Normalmente explico la digitalización como el proceso de hacer cosas cotidianas (y manuales) de forma automática (con tecnología), donde además puedo llegar a plantear la cuestión haciendo algunas tareas aplicando otras pautas metodológicas.

Cuestiones como plantear la posibilidad de que tu frigorífico te haga la compra solo o el caso de UBER son buenos ejemplos.

Con respecto a la Industria 4.0, la planteo como el ejercicio de poner en consonancia a personas, máquinas y procesos, de tal modo que pueda crearse una armonía donde la información (datos) sean el hilo conductor, y lo que da sentido a todo. Al igual que lo comentado antes, existen múltiples ejemplos de fácil comprensión que sirven de ayuda.

P: ¿Cuál es su visión acerca de la Industria 4.0 en este momento?

R: Desde luego es un “concepto” que ha llegado para quedarse, otra cosa es como y cuanto. Quiero decir con esto que creo que no se trata de una moda, aunque algunos los traten como tal, y que al mismo tiempo tenemos que acabar de darle un sentido práctico para permanezca y se consolide. Evidentemente para cada uno tendrá el sentido que su negocio le quiera dar a corto y a medio/largo plazo.

Y digo esto porque cuando voy a las empresas y hago las siguientes reflexiones “¿quiero hablar con la persona encargada de imaginar esta empresa dentro de 5-10 años?, ¿quién es el Isaac Asimov de esta empresa!” muchas veces me miran con cara rara. Es decir, las empresas (pequeñas y grandes) en muchos casos no están pensando en la importancia de hace esta reflexión, no están pensando en que el futuro se escribe con otras reglas y otros códigos.

Con todo ello, considero que estamos en una fase muy embrionaria de lo que esto va a suponer en los próximos años, y tenemos que prepararnos para ello; empresas, mercado laboral, ….

P: ¿Ha adaptado su empresa su gama de productos/servicios a los procesos de producción en la Industria 4.0?

R: No trabajo en una empresa industrial, más bien me dedico a fomentar el concepto. De todos modos si se toma la pregunta anterior como respuesta, te diría que a las empresas les queda un largo camino para imaginar su futuro.

P: ¿Cómo puede ayudar su organización a otras empresas a afrontar un proceso de digitalización?

R: La empresa en la que trabajo lanzó una iniciativa muy potente hace ya casi 2 años en este sentido, y se creó lo que se denomina IIIERMATICA DIGITAL http://ibermaticadigital.com/ .

Dicha iniciativa pretende establecer una relación entre áreas operativas de la empresa y capacidades tecnológicas, para buscar las vías de digitalización apoyándose en conceptos concretos.

Yo mismo soy un elemento importante dentro del ámbito de Industria 4.0, y por lo tanto participo de manera activa y comprometida (me lo creo) en este sentido.

P: ¿Qué importancia debería dar una empresa a la digitalización? ¿Cómo pueden mantenerse las empresas al día?

R: Hace años se decía que la tecnología no era un fin en sí misma a nivel empresarial, sino que debía verse como un medio para lograr objetivos alineados con el negocio. Esta misma reflexión debería aplicarse al concepto actual de la digitalización.

La digitalización de una empresa u organización no liderada por personas con capacidad innovadora, con capacidad de imaginar su negocio en un mundo global e interconectado, donde la “servitización” o la “smartización” sean conceptos clave no alcanzará las metas que la propia digitalización establece.

Hace algunos años las empresas se lanzaron a implantar ERPs (sistemas de gestión integral), pero no eran muchas las que hacían una reflexión previa de sus procesos, de sus estructuras organizativas, del sentido de la información en sus empresas. Al final acababan teniendo empresas desorganizadas e informatizadas, lo cual no hacía sino hacer mayor el problema.

Evidentemente el tamaño de la empresa puede marcar su capacidad de mantenerse al día en estas cuestiones, pues la dedicación de recursos

P: España es un país de pequeñas y medianas empresas. ¿Cómo ve el desarrollo digital en nuestro país? En este sentido ¿Qué diferencias ve con el resto de Europa en relación con la implementación de la Industria 4.0? ¿Y con el resto del mundo?

R: Si empezamos por España, y aun a riesgo de equivocarme, considero que se está produciendo un movimiento de dos velocidades, que básicamente son la de los que piensan que deben tomar este carro cuanto antes y vienen haciendo cosas en el pasado, y los que ni tan siquiera saben que esto está ocurriendo. Al final todos querrán estar, pero el resultado de cada uno estará relacionado al hecho de haberle dedicado tiempo a reflexionar, a relacionar el proceso de digitalización como parte de su desarrollo y evolución como empresa.

A priori las empresas de mayor tamaño dispondrán de más recursos, si bien no estoy seguro deque se trata tanto de una cuestión de recursos como de visión. En cualquier caso, el desarrollo digital y la interconectividad empresarial serán conceptos muy relacionados y los unos y los otros necesitaran de esta transformación, unos por querer y otros por deber.

Con respecto a Europa y el resto del mundo, tengo la impresión de que en general están en una situación similar, con excepción de aquellos (caso de Alemania) que están apostando abiertamente por este proceso, y donde las instituciones están suponiendo un apoyo importante en el ámbito de la difusión y la finaziación.

La pregunta es, ¿deben las administraciones públicas fomentar este tipo de cuestiones?, ¿deben disponer de programas de difusión y líneas de apoyo a las empresas?.

P: El mercado cada vez demanda nuevos productos con mayor frecuencia. ¿Cómo pueden las empresas abordar esta problemática desde el punto de vista del desarrollo de producto, ingeniería, I+D y, por supuesto, su conexión con la fabricación de estos productos? ¿Qué papel tiene la digitalización en los procesos productivos?

R: Evidentemente este es uno de los grandes retos del futuro y la tecnología puede jugar un papel fundamental de cara a resolver a cuestión que planteas. La idea principal sería que al digitalizar procesos podríamos plantearnos una virtualización de los mismos y llevar a cabo configuraciones de negocio en base a la conjunción de dichos procesos acorde a las necesidades del mercado. ¿Hasta que punto una misma máquina puede llevar a cabo distintas funciones?, ¿cómo puedo configurar dichas funciones de un modo ágil e incluso automatizar este procesos?, ¿sería capaz de que mi empresa se configurase parcialmente en función de la necesidad de generar nuevos productos?, ¿puedo virtualizar mi empresa?.

P: Hoy en día todo gira en torno a los datos. Podemos obtener datos de casi cualquier rincón de nuestra empresa. ¿Cómo saber qué datos son realmente relevantes en nuestro flujo productivos?

R: Esa en una muy buena reflexión a la cual le añadiría un elemento que hace todavía más interesante tu pregunta;¿quién me asegura que los datos que manejo son de calidad?, ¿tengo asegurada la calidad del dato en mi procesos productivos donde se entremezclan datos que provienen de dispositivos y datos aportados por humanos?.

Además muchas veces hablamos de los procesos como los elementos sobre los que se apoya el conjunto de la empresa y ahora debemos incluir en la ecuación el modo los datos se mueven por la empresa, es decir, gestionar correctamente el flujo de datos.

Volviendo a tu pregunta relacionada de los datos relevantes, considero que la clave está en la capacidad de interpretar y correlacionar los datos y la información masiva que se obtiene de dichos flujos.

P: Últimamente parece que no eres nadie si no tienes tus datos en la Nube. ¿Cual es su visión sobre nube, Internet de las cosas, big data, etc?

R: Uf, con esta pregunta se podría hacer un Master … Por ser concreto, y relacionado con la pregunta anterior, planteo la siguiente reflexión en cascada. El IOT es un gran generador de datos y puede llegar a suponer un problema si nos sabemos gestionarlos correctamente. Dichos datos deben ser gestionados y explotados utilizando técnicas distintas hasta las ahora utilizadas, y de esa reflexión nace el Big Data, pero mover esa información y almacenarla correctamente sigue siendo un reto.

Es aquí donde la nube juega un papel fundamental, si bien parto de la idea de que el concepto de nube no es nuevo, sino que las capacidades de procesamiento y comunicación entre sistemas le ha dado una nueva concepción. La idea sería la de almacenar la información correcta en el sitio correcto, manteniendo la coherencia de las estructuras de datos y su trazabilidad,

P: ¿El ejercicio de gestionar todos esos datos generados puede suponer un sobresfuerzo para las empresas? cuando también tiene que hacerlo con su propio proceso productivo.

R: Las empresas deben concentrase en la que sea su función principal de negocio dejando los conceptos tecnológicos a los expertos. El outsourcing juega un papel fundamental en el ejercicio que planteas. Es aquí donde las empresas de IT juegan un papel fundamental.

P: Veo un temor latente en los empleados por el riesgo de perder sus empleos. ¿Qué papel jugarán las personas en el nuevo escenario de la Industria 4.0?

R: La verdad es que se habla mucho del tema, pero creo que ya se han vivido situaciones como esta con anterioridad. No creo que a finales del siglo XIX, con la irrupción de la máquina de vapor, tuviesen menos miedo al que hoy en día pueda generar la industria 4.0. Al igual que entonces estamos ante una revolución industrial que habrá que encajar.

P: ¿Hay algún perfil especialmente demandado, capaz de dar respuesta a los retos de la fábrica inteligente?

R: La cuestión es que no se trata de una tecnología concreta y unas capacidades específicas, sino de la conjunción de muchas de diversas formas. Además existe una componente de conocimiento de negocio que es fundamental, y me atrevería a decir de ciertas dosis de valentía, ilusión, capacidad para afrontar lo desconocido y capacidad de enfrentarse al fracaso.

Seguramente según todo esto vaya cogiendo forma aparecerán perfiles más o menos definidos , y por eso es importante que exista una correcta alineación de los procesos de aprendizaje en colegios y universidades con las necesidades reales de las empresas.

P: Estoy seguro que pronto nos encontraremos trabajando “codo con codo” con robots. Los robots colaborativos, o el Collaborative Manufacturing, serán otra de las grandes revoluciones que se avecinan. ¿Cuál es la situación actual de estos entornos en la cadena de fabricación? ¿Qué beneficios reportará para las empresas y, sobretodo, consumidores finales? ¿Qué riesgos o desventajas pueden darse?

R: Yo creo que ya trabajamos “codo con codo” con máquinas (ordenadores, smartphones, …) y por lo tanto el concepto de robot no es más que el modo de darle “forma humana” a todo ello, y que aparezca el concepto de interacción. Te respondo por partes:

  1. Situación actual -> Por supuesto que ya existen en cadenas de fabricación, pero considero que hasta su penetración no sea más importante diría que dicha penetración es muy baja.
  2. En el caso de las empresas les debería permitir ser más eficientes y flexibles, lo cual debería redundar en una mayor flexibilidad en cuanto a los productos y servicios que queremos adquirir. Personalmente creo que todo ello llevará consigo un cambio en las costumbres y pasaremos más de comprar cosas a utilizarlas cuando las necesitemos (servitización).
  3. No me atrevo a responder a esta pregunta porque me siento que estaría prediciendo el futuro y no creo que tengo esta capacidad. Lo que está claro es que muchas cosas van a cambiar nuestra capacidad de adaptación al cambio será un elemento determinante, tanto a nivel personal como de empresa como de sociedad.

P: ¿A qué grandes retos nos enfrentamos con la digitalización y la Industria 4.0? y ¿cuáles cree que son los factores clave del éxito?

R: Existen algunas cuestiones que se deben tener en cuenta y que pueden suponer un freno:

  1. Acabar de entender lo que realmente supone para cada empresa el concepto de Industria 4.0 y convertir este concepto en negocio
  2. Coordinar acciones entre diferentes unidades organizativas y definir una estrategia global que permita convertir la digitalización en un elemento competitivo
  3. Falta de liderazgo, recursos y talento para llevarlo a cabo. Las empresas deben identificar personas con capacidad de ser elementos tractores de estas iniciativas.
  4. Identificar las empresas, que con su experiencia, puedan ayudarnos a trabajar los retos que nos marquemos. No solo se trata de tecnología, se trata de negocios
  5. La necesidad de disponer de elementos de seguridad que permitan desarrollar las iniciativas de digitalización e industria 4.0.

Por lo tanto, la correcta combinación de las estrategias que den respuesta a estas cuestiones deben suponer los factores clave del éxito. En mi opinión, y aunque ya lo he comentado, la capacidad de convertir en negocio los datos, en cualquiera de sus formas, es elemento esencial de esta revolución.

P: ¿Qué innovación tecnológica en el mundo del trabajo le gustaría vivir?

R: Uf, vaya pregunta. Quizás ahora se me ocurra una solución que permita desarrolla software sin la necesidad de programar, basándose en algo así como las ideas.

P: ¿Alguna reflexión final?

R: Creo que a la fecha solo somos capaces de ver la punta del iceberg de las posibilidades que tenemos ante nosotros. Y a aquellos que hablan de una moda, les diría que lo que hoy es una buena oportunidad, en el corto/medio plazo se puede convertir en un problema para sus empresas.

Manufacturing Technology Program

Deja tu opinión

Si te ha resultado útil el artículo. O crees que el contenido es de valor. Si tienes alguna sugerencia u opinión… Te agradezco que dejes un comentario o te pongas en contacto conmigo. De esta forma entre todos iremos mejorando un poco más cada día. Cultiva una cultura Kaizen. Gracias
Contacto

¿Por qué compartir este contenido?

Desde mi punto de vista, compartir conocimiento significa entender la vida desde un punto de vista proactivo. Debido a que nuestro conocimiento está estrechamente ligado a nuestra identidad.

Quizás a veces te hayas preguntado por qué compartir contenido.

Knowledge Transfer

Hoy, más que nunca, compartir es tremendamente sencillo, fácil y accesible. Compartir nos hace sentir generosos y desinteresados, Nos convierte en una fuente emisora de contenido de valor.

Está genial aprovechar conocimiento de los demás, pero ¿no es genial invertir eso y aportar el tuyo también?

Desde aquí me gustaría pedirte que compartas este artículo. Me ayudarás a difundir mis ideas y a hacer mi aportación al mundo un poco más grande.

Deja un comentario